Logo de Amnistia Internacional
CABECERA

Sección Española | Castilla y León | Burgos

Formulario para buscar dentro de la web de Amnistía España
CONTENIDO

Inicio  Comunidad de Paz de San José de Apartadó

Comunidad de Paz de San José de Apartadó

"Derecho a vivir en paz"

Niños de la Comunidad de Paz de San José de Apartadó delante de un cartel en el que se explican sus principios.

El Grupo de Burgos de AI trabaja de forma especial en el caso de la Comunidad de Paz de San José de Apartadó. Ésta es una de las muchas comunidades que se han unido en Colombia para pedir a todas las partes enfrentadas en el conflicto (paramilitares, fuerzas de seguridad y grupos de guerrilla) que se respete el derecho de la población civil a no verse involucrada en el conflicto. La comunidad ha pagado un alto precio por defender estos principios. Desde 1997,más de 200 han sido víctimas de homicidio, en su mayoría a manos de paramilitares que actúan solos o con la connivencia de las fuerzas de seguridad. Los grupos guerrilleros también han sido responsables de homicidios.

 

La Comunidad de Paz de San José de Apartadó está formada por residentes de algunos pueblos y núcleos de casas del municipio de Apartadó, departamento de Antioquia, que se han comprometido a no participar en el conflicto que se libra desde hace 40 años entre las fuerzas de seguridad y paramilitares, por un lado, y grupos guerrilleros, por el otro. La Comunidad de Paz se niega a empuñar armas o a proporcionar información o apoyo logístico a cualquiera de las partes enfrentadas. A cambio, pide a los combatientes que respeten su decisión y no entren en sus localidades.

 

Uno de los ataques más horribles contra esta comunidad tuvo lugar el 21 de febrero de 2005 cuando unas tropas del ejército dieron muerte a ocho personas, entre ellas cuatro menores de edad, y mutilaron sus cadáveres. El juicio de 10 miembros de la XVII Brigada a los que se imputaba participar en los homicidios –entre ellos un teniente coronel, un mayor y un capitán– dio comienzo el 24 de agosto de 2009. Aunque la escala y naturaleza de los homicidios de 2005 obligaron a las autoridades colombianas a actuar, son escasos los avances que se han hecho en la investigación de la gran mayoría de los abusos cometidos contra esta comunidad.

 

Desde la masacre de 2005, la Comunidad de Paz ha sido objeto de reiteradas amenazas y agresiones. El 26 de agosto de 2009 dos hombres armados no identificados interceptaron a tres miembros de la comunidad en Nueva Antioquia y los llevaron a una base paramilitar cercana, donde los ataron y amenazaron. Los dejaron en libertad al día siguiente.

 

El 6 de febrero de 2008, la Corte Interamericana de Derechos Humanos ordenó una vez más a las autoridades colombianas que tomaran medidas inmediatas para garantizar la seguridad de las personas que integran la Comunidad de Paz. Las autoridades no han tomado medidas efectivas para implementar las órdenes de la Corte, con lo cual incumplen las obligaciones que les impone el derecho internacional.

 

Con el proceso de paz iniciado a finales de 2016 no parece que haya mejorado la situación en la comunidad. Están en peligro constante. De hecho, desde finales de 2016 se ha constatado un aumento en la actividad paramilitar en el área, poniendo en riesgo a los miembros de la Comunidad de Paz y otros habitantes locales de Paz de San José de Apartadó y otros civiles en la región.


En la actualidad la situación de riesgo se mantiene, como lo indican los últimos sucesos informados por la comunidad en diciembre de 2017, avance del grupo paramilitar Autodefensas Gaitanistas de Colombia ( AGC) para tomar el control del pueblo de San José de Apartadó. Gildardo Tuberquia, miembro del Consejo Interno de la Comunidad de Paz, ha recibido al menos ocho amenazas de muerte en 2017, la última el 30 de noviembre, cuando los paramilitares dijeron que iban a secuestrarlo y matarlo. El 29 de diciembre, cinco paramilitares atacaron e hirieron a Germán Graciano Posso, representante legal de la Comunidad de Paz, y pese a que la comunidad logró retener y entregar a dos de los atacantes a la Fiscalía Nacional, inmediatamente fueron puestos en libertad. A día de hoy se continúan necesitando medidas concretas para garantizar la seguridad de los miembros de la comunidad.

Enlaces de interés:

www.eldiario.es/amnistiaespana/San-Jose-Apartado-revindicando-Colombia_6_625447457.html

 

 

 

 

 

ACTÚA

1. ESCRIBE UNA CARTA AL PRESIDENTE DE COLOMBIA SOLICITANDO QUE:

- se investiguen todos los abusos cometidos contra los derechos humanos de las personas que integran la Comunidad de Paz de San José de Apartadó y que se lleve ante la justicia a los presuntos responsables;

-   adopción por parte de las autoridades de  todas las medidas que sean necesarias, y acordes con los deseos de las propias personas afectadas, para garantizar el derecho  a la vida y la seguridad de éstas.


- se lleve a cabo una investigación inmediata e imparcial sobre las amezanas recibidas por los miembros de la comundiad, publicar los resultados y llevar a los responsables ante la justicia;


- se tomen medidas inmediatas para desmantelar los grupos paramilitares e investigar sus conexiones con las fuerzas de seguridad del gobierno, en cumplimiento de sus obligaciones internacionales de derechos humanos;

Señor Juan Manuel Santos

Presidente de la República

Palacio de Nariño

Carrera 8 No.7-26

Bogotá, Colombia

Correo-e: contacto@presidencia.gov.co

Tratamiento: Señor Presidente

 

2. ESCRIBE UNA CARTA DE APOYO A LA COMUNIDAD DE PAZ DE SAN JOSÉ DE APARTADÓ:

 

Estimados amigos y amigas de la Comunidad de Paz de San José de Apartadó:

Con este mensaje queremos hacerles llegar nuestra solidaridad y acompañarles en el duro camino de su comunidad como Comunidad de Paz.

Reciban un cordial saludo.

 

Comunidad de Paz de San José de Apartadó

AA 243 de Apartadó

Antioquia

Colombia

Correo-e: cdpsanjose@gmail.com