Logo de Amnistia Internacional
CABECERA

Sección Española | Galicia | Vigo

Formulario para buscar dentro de la web de Amnistía España
CONTENIDO

Inicio  Noticia

Noticia
Vigo. 10-02-15
CAMPAÑA COLOMBIA ¡DEVOLVEDNOS LA TIERRA!

El proceso de paz pasa por la restitución de tierras a millones de personas expulsadas

Haz clic para ampliar

En Colombia casi seis millones de personas (el 13 por ciento de la población) han sido desplazadas a la fuerza, principalmente  por las fuerzas de seguridad y por paramilitares. Las viviendas y medios de vida de la gente se convirtieron en objetivo directo en el conflicto entre las fuerzas del Estado y la guerrilla.

Las amenazas y homicidios, sumados a la falta de rigor para aplicar una legislación deficiente, están impidiendo que se cumpla la promesa del gobierno colombiano de devolver a las comunidades campesinas, indígenas y afrodescendientes los ocho millones de hectáreas de tierra que les fueron arrebatadas ilegalmente.

La ley 1448, cuya promulgación  Amnistía Internacional recibió con satisfacción, no se está aplicando de manera efectiva. El proceso está siendo demasiado lento y como manifestó Antonio Alonso, Portavoz de  Amnistía Internacional Vigo “no basta con entregar a la gente un título de propiedad y decirle que ya está. Las autoridades colombianas tienen que acelerar los trámites burocráticos y garantizar la seguridad física y económica de quienes regresan. Los presuntos responsables del desplazamiento forzado han de ser sometidos a juicio.”

Por ello, el próximo día 14 de febrero a las 11.00 horas saldremos a la calle en el mercado de Moaña para pedir al Gobierno colombiano que agilice el proceso de devolución de tierras. En palabras de Alonso, “ha llegado ya el momento de que el presidente Santos  proceda a garantizar que las personas expulsadas de sus tierras pueden regresar a casa y reanudar su vida con seguridad y en paz.”

El Gobierno colombiano debe actuar contra la violencia y contra los poderosos gigantes empresariales nacionales e internacionales que han utilizado reiteradamente el conflicto armado para promover, consolidar y proteger sus intereses económicos sin que se hayan tomado medidas para abordar su responsabilidad en un conflicto que se ha caracterizado por la comisión sistemática y generalizada de abusos y violaciones de los derechos humanos y de infracciones del derecho  internacional humanitario.