Logo de Amnistia Internacional
CABECERA

Sección Española | Galicia | Vigo

Formulario para buscar dentro de la web de Amnistía España
CONTENIDO

Inicio  Noticia

Noticia
Vigo. 06-04-15
STOP TORTURA

México: la epidemia de la tortura

Haz clic para ampliar

 

La campaña de Amnistía Internacional  STOP TORTURA forma parte de la lucha global de nuestra organización contra esta aberrante práctica; para lograr que todas las personas gocen de protección frente a la misma, pide a los gobiernos que implanten mecanismos para prevenirla y castigarla. Desgraciadamente, la tortura florece en muchos países del mundo donde gobiernos hipócritas la prohíben en la ley pero la facilitan en la práctica, uno de ellos México.

Amnistía Internacional lleva más de 50 años documentando que en México la legislación que tipifica la tortura como delito se incumple casi sistemáticamente. Las deficiencias del sistema de justicia penal mexicano continúan haciendo posible la detención arbitraria y la obtención de pruebas y testimonios  mediante tortura para luego utilizarlos  en los juicios penales. Las torturas se aplican incluso a mujeres y menores y van desde las amenazas de muerte a descargas eléctricas, violencia sexual, palizas, introducción de agua con gas o chile por la nariz, etc. Miles de personas han desaparecido también en México y muchos de ellos lo han sido a manos de la policía y las fuerzas de seguridad.

 

 Nuestra organización acaba de manifestar que, después del contundente informe publicado recientemente por el relator especial de la ONU, que da cuenta de lo generalizada que está la tortura entre la policía y las fuerzas de seguridad mexicanas y destaca el entorno de impunidad y brutalidad contra el que llevamos años haciendo campaña, el presidente Enrique Peña Nieto no puede aducir que desconoce el problema. Por el contrario, debe aceptar y aplicar todas las recomendaciones formuladas en el informe. Según dicho informe existe una necesidad urgente de abordar el uso generalizado de la tortura en el sistema judicial.

Juan Sosa Maldonado es una de las víctimas de ese sistema judicial: dirigente de la Organización de Pueblos Indígenas Zapotecos (OPIZ), defensor de los derechos humanos, de pueblos y de comunidades indígenas en Oxaca, México, acusado de delitos que no cometió tuvo que abandonar su país al sufrir “un intento de ejecución extrajudicial”, después de padecer  torturas físicas y psicológicas y pasar tres años encarcelado. Actualmente se encuentra en España acogido en el Programa  para Defensores y Defensoras de los Derechos Humanos de Amnistía Internacional. El próximo 13 de abril estará en Vigo invitado por el grupo de Amnistía Internacional en nuestra ciudad. Aprovechará su estancia para visitar distintos centros de la Red de Escuelas de AI, y para dar una charla a las 20:00 horas en la sala de conferencias de la Sede de Afundación, Policarpo Sanz, 24-26. Tanto en la visita como en la disertación dará a conocer a estudiantes y  público en general la realidad de “un país ensangrentado y convulso” en el que “se violan los derechos humanos”.

“en México hay una inmensa necesidad de justicia, de que se ayude a quienes han caído en manos del Estado por su condición de pobres, por su condición de indígenas”

 

                Amnistía Internacional exige a los gobiernos, en esta ocasión al gobierno de México, que esa justicia que reclama Juan Sosa Maldonado se convierta en una realidad, que experiencias como la suya no se repitan, que haga controles independientes de los centros de detención, investigaciones independientes y efectivas de las denuncias de tortura, el enjuiciamiento de los presuntos autores y una reparación adecuada a las víctimas.