Logo de Amnistia Internacional
CABECERA

Sección Española | Galicia | Vigo

Formulario para buscar dentro de la web de Amnistía España
CONTENIDO

Inicio  Noticia

Noticia
Vigo. 12-01-16
GUANTÁNAMO

Acto de calle por el cierre de Guantánamo el sábado 16 de enero.

Haz clic para ampliar

 

 Amnistía Internacional convoca un acto de protesta  el próximo sábado 16  de enero, de 11.30 a 14.00 en la calle del Príncipe, para recordar que se cumplen 14 años de la entrada en funcionamiento de la prisión de la bahía de Guantánamo, Cuba,  que el presidente Barack Obama prometió cerrar  en enero de 2010 como muy tarde.  En la actualidad, permanecen detenidos allí 104 hombres; 45 de ellos han recibido luz verde para ser transferidos a otro lugar, pero permanecen entre rejas. La obstrucción del  Congreso estadounidense al cierre amenaza con situar a Estados Unidos entre los países que desprecian sistemáticamente las normas internacionalmente acordadas de justicia y derechos humanos.

El gobierno de Obama ha insinuado un plan para cerrar el centro trasladando a algunos de los detenidos a Estados Unidos para que continúen allí su detención indefinida. "Lo único que haría la propuesta del presidente Obama de reubicar a algunos detenidos para que continúen en detención indefinida en Estados Unidos es cambiar el código postal de Guantánamo. Además, sentaría un peligroso precedente que podría ser explotado por gobiernos futuros. El presidente Obama debe poner fin a la detención indefinida sin cargos, no trasladarla de lugar”, ha manifestado Naureen Shah, directora del Programa de Seguridad y Derechos Humanos de Amnistía Internacional Estados Unidos.

Amnistía Internacional lleva más de 10 años pidiendo a las autoridades estadounidenses que pongan fin a la ilegalidad y a la injusticia de Guantánamo. E l gobierno estadounidense debe cerrarlo de inmediato y poner fin a la política de falta de respeto por los derechos humanos que ha llegado a simbolizar este centro de detención. Debe renegar de su doctrina de la guerra global e incorporar las normas internacionales de derechos. En palabras de Naureen Shah, la población de Guantánamo puede reducirse sustancialmente trasladando a los presos y el Pentágono debe recibir órdenes claras del presidente para acelerar las transferencias a otros países considerados seguros; los detenidos que no puedan ser transferidos deben ser acusados ante un tribunal federal o puestos en libertad y deben ampliarse las investigaciones sobre los informes de tortura y otras violaciones de derechos humanos.

Al presidente Obama le queda sólo un año en el cargo para cumplir su compromiso. Está en juego su legado de derechos humanos y el de la nación. No será fácil pero puede y debe hacer lo correcto.